National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH)

NIH…Convertiendo descubrimiento en salud

Follow NCCIH Subscribe to our email update Subscribe to the NCCIH RSS feed Follow NCCIH on FacebookLea nuestra negación de responsabilidad Follow NCCIH on TwitterLea nuestra negación de responsabilidad

Menu

Enfoques complementarios, alternativos o integrativos para la salud: ¿qué son?

En esta página:

Introducción

Todos hemos visto estos términos en Internet y en los comerciales: “medicina complementaria y alternativa”, “medicina complementaria”, “medicina alternativa”, “medicina integrativa”; ¿pero qué significan? Aunque estos términos con frecuencia se refieren a una amplia gama de enfoques de atención de la salud que tienen origen o historia de uso fuera de la medicina convencional (o ya establecida), son en realidad difíciles de definir y pueden significar distintas cosas para distintas personas. Esta hoja informativa examina estos términos para ayudar a entenderlos mejor, y ofrece un panorama de la misión y la función del Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH) en este campo de investigación.

Arriba

Diferencia entre complementario y alternativo

En los Estados Unidos muchas personas (casi el 40 por ciento) utilizan enfoques desarrollados fuera de la medicina convencional u occidental para tratar trastornos específicos o para el bienestar general. Al describir los enfoques para la salud de origen no convencional, la gente emplea “alternativo” y “complementario” de forma intercambiable, pero se trata de conceptos diferentes:

  • “Complementario” en general se refiere al uso de un enfoque no convencional junto con la medicina convencional.
  • “Alternativo” en general se refiere al uso de un enfoque no convencional en reemplazo de la medicina convencional.

La medicina alternativa pura no es común. La mayoría de las personas utilizan enfoques no convencionales junto con los tratamientos convencionales. Además, los límites que separan la medicina complementaria y la alternativa se superponen y cambian con el tiempo. Por ejemplo, la ensoñación dirigida y los masajes, antes se consideraban enfoques complementarios o alternativos, y ahora se utilizan habitualmente en algunos hospitales ayudar a manejar el dolor.

Arriba

Medicina integrativa

Esta variedad de enfoques no convencionales para la salud también podrían considerarse parte de la medicina integrativa o atención integrativa de la salud.

Por ejemplo, es posible que los centros de tratamiento para el cáncer con programas integrativos de atención de la salud ofrezcan servicios como la acupuntura y la meditación para el manejo de síntomas y efectos secundarios de los pacientes que reciben tratamientos convencionales como la quimioterapia.

Hay varias definiciones para “atención de salud integrativa” pero se observan elementos claros de esta creciente tendencia vinculada con la salud:

  • Está ocurriendo ahora. Muchas personas, profesionales de la salud y sistemas de atención de la salud están integrando prácticas que se originan fuera de la medicina convencional con el tratamiento y la promoción de la salud.
  • La tendencia integrativa está en aumento entre los profesionales de la salud y los sistemas de atención de la salud. Entre los factores que propulsan esta tendencia está la comercialización de la atención integrativa por parte de los profesionales de la salud a los consumidores, quienes perciben beneficios para la salud o el bienestar, y las pruebas recientes de que algunos de los beneficios percibidos son reales o significativos.
  • Las pruebas científicas son limitadas. En muchos casos, la falta de datos confiables hace que sea difícil tomar decisiones informadas sobre el uso de la atención de salud integrativa.

Arriba

¿Qué terminología utiliza el NCCIH?

En general, el NCCIH emplea el término “enfoques complementarios para la salud” al referirse a prácticas o productos que estudiamos para distintos trastornos de salud. Cuando consideramos temas de investigación, en general agrupamos estos enfoques dentro de uno de dos subgrupos: productos naturales y prácticas relacionadas con el cuerpo y la mente.

Productos naturales

Este grupo incluye una variedad de productos, tales como hierbas (conocidos también como productos botánicos), vitaminas y minerales y probióticos. Estos productos se comercializan ampliamente, los consumidores los encuentran con facilidad y suelen venderse como suplementos dietéticos.

El interés por el uso de productos naturales ha aumentado mucho en las últimas décadas. Según la Encuesta Nacional sobre la Salud (NHIS, por sus siglas en inglés) de 2007, que incluyó preguntas detalladas sobre el uso de enfoques complementarios para la salud por parte del público estadounidense, el 17,7 por ciento de los adultos había utilizado un producto natural no vitamínico/no mineral el año anterior. Estos productos fueron la forma más común de enfoques complementarios para la salud en niños y adultos. El producto más utilizado entre los adultos durante los últimos 30 días había sido el aceite de pescado/omega 3 (empleado por el 37,4 por ciento de todos los adultos que dijeron utilizar productos naturales); los productos de uso frecuente en los niños en los últimos 30 días incluyeron la equinácea (37,2 por ciento) y el aceite de pescado/omega 3 (30,5 por ciento).

Algunos de estos productos han sido examinados en estudios clínicos amplios con control de placebo, muchos de los cuales no lograron demostrar los efectos anticipados. La investigación para determinar la eficacia e inocuidad de otros productos aún se encuentra en curso. Aunque hay indicios de que algunos podrían ser útiles, se necesita saber más acerca de los efectos de estos productos en el cuerpo humano y acerca de su inocuidad y posibles interacciones con medicamentos y otros productos naturales.

Medicina de la mente y el cuerpo

Las prácticas de la mente y el cuerpo incluyen un grupo amplio y diverso de procedimientos o técnicas administradas o dictadas por un profesional médico capacitado o un maestro. Por ejemplo:

 

  • La acupuntura es una técnica en la que los profesionales de la salud estimulan puntos específicos en el cuerpo, comúnmente mediante la inserción de agujas finas a través de la piel.
  • La terapia de masaje incluye diferentes técnicas con las que se manipulan los tejidos blandos del cuerpo.
  • Las técnicas de meditación como la meditación consciente o transcendental, incluyen formas en que la persona aprende a concentrar su atención.
  • Las terapias de movimiento incluyen una gran variedad de enfoques de origen oriental y occidental basados en el movimiento. Por ejemplo: el método de Feldenkrais, la técnica de Alexander, pilates, la integración estructural de Rolfing, y la integración psicofísica de Trager.
  • Las técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración, la ensoñación dirigida, y la relajación muscular progresiva, están diseñadas para producir la respuesta natural de relajación del cuerpo.
  • La manipulación de la columna vertebral es la que practican los quiroprácticos, osteópatas, naturópatas, fisioterapeutas y algunos médicos. Los profesionales utilizan sus manos o un dispositivo para aplicar fuerza controlada sobre una articulación de la columna vertebral. La intensidad de la fuerza aplicada depende del tipo de manipulación.
  • El tai chi y el qi gong son prácticas de la medicina tradicional china que combinan movimientos o posturas específicas, respiración coordinada y concentración mental.
  • Los diversos tipos de yoga que se emplean para la salud en general combinan posturas o movimientos del cuerpo, técnicas de respiración y meditación.

Otros ejemplos de prácticas relacionadas con el cuerpo y la mente incluyen la sanación con las manos y la hipnoterapia.

Según la encuesta (NHIS) de 2007, hubo varias prácticas relacionadas con el cuerpo y la mente entre los enfoques complementarios para la salud más utilizados por los adultos. Las prácticas más comunes fueron: respiración profunda, meditación, manipulación quiropráctica y osteopática, masaje, yoga, relajación progresiva y ensoñación dirigida (ver gráfico).

La cantidad de investigación acerca de enfoques relacionados con el cuerpo y la mente varía según el tipo de práctica. Por ejemplo, se han realizado muchos estudios sobre la acupuntura, el yoga, la manipulación de la columna vertebral y la meditación. Algunas de estas prácticas parecen ser prometedoras para el manejo del dolor, mientras que, en el caso de otras prácticas, hay pocos estudios al día de hoy.

Porcentaje de adultos en el año 2007 que utilizó los 10 enfoques más comunes de salud complementarios. Ellos son: los productos naturales 17,7%, la respiración profunda 12,7%, la meditación 9,4%, quiropráctica y osteopática 8,6%, masaje 8,3%, yoga 6,1%, las terapias basadas en la dieta 3.6%, relajación progresiva 2.9%, la imaginación guiada 2,2%, y tratamientos homeopáticos 1,8%.

Otros enfoques complementarios para la salud

Hay dos áreas amplias que capturan la mayoría de los enfoques complementarios para la salud: los productos naturales y las prácticas relacionadas con el cuerpo y la mente. Sin embargo, algunos enfoques no se caen claramente dentro de uno de estos grupos. Por ejemplo: las prácticas de curanderos, la medicina yurvédica de la India, la medicina tradicional china, la homeopatía, y la naturopatía.

Arriba

Función del NCCIH

El NCCIH es el principal organismo del gobierno federal para la investigación científica de las intervenciones de salud, prácticas, productos y disciplinas que se originan fuera de la medicina convencional.

Arriba

Misión y visión del NCCIH

La misión del NCCIH es definir, mediante la investigación con rigor científico, la utilidad e inocuidad de enfoques de salud complementarios, así como la capacidad de estos para mejorar la salud y la atención sanitaria. La visión del NCCIH es que las pruebas científicas informen al público para la toma de decisiones, a los profesionales de la salud, y a quienes formulan políticas de salud con respecto al uso y la integración de los enfoques complementarios para la salud. Para informarse más, visite la página de datos breves y la misión de NCCIH en nccih.nih.gov/about/ataglance.

Arriba

Plan estratégico del NCCIH

El plan estratégico actual de NCCIH’s, Exploring the Science of Complementary and Alternative Medicine: Third Strategic Plan 2011–2015, presenta una serie de metas y objetivos para guiar al NCCIH en la determinación de prioridades para la investigación futura sobre enfoques complementarios para la salud. Visite nccih.nih.gov/about/plans/2011 para ver o descargar el plan.

Arriba

Para obtener más información

Centro de Información del NCCIH

El Centro de Información del NCCIH ofrece información sobre la medicina complementaria e integral y los enfoques de salud complementarios, que incluye publicaciones y búsquedas en bases de datos federales de bibliografía médica y científica. El Centro de Información no brinda consejos médicos, recomendaciones sobre tratamientos ni servicios de localización de profesionales.

Llamada gratis en los Estados Unidos: 1-888-644-6226
TTY (para sordos y personas con dificultades auditivas): 1-866-464-3615
Sitio web: nccih.nih.gov
Correo electrónico: info@nccih.nih.gov

Top

Esta publicación es del dominio público y no está protegida por derechos de autor. Se promueve la reproducción de la misma.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral ha suministrado este material para su información. No pretende sustituir los conocimientos médicos ni las recomendaciones de los profesionales de la salud. Lo alentamos a que consulte al profesional médico que corresponda acerca de cualquier decisión sobre el tratamiento o la atención. La mención de un producto, servicio o terapia en este documento de ninguna manera significa que cuenta con el respaldo del Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral.

* Nota: Archivos en PDF necesitan ser vistos en programas gratis como Adobe Reader.

Institutos Nacionales de la Salud (NIH)

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS)

NCCIH Pub No.: 
D363
Date Created: 
Mayo 2008
Last Updated: 
Julio 2014